Proyectos

Un póster para el Foxy Bar, como en los viejos tiempos.

La diversión de diseñar para simplemente disfrutar.
Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Lo fundamental es disfrutar. Es difícil siempre encontrarse con proyectos, que de principio a fin, te la pasas bien mientras se desarrollan, ya sean de trabajo remunerado o aquellos que son ‘por amor al arte’. Casi siempre -al menos es mi experiencia- los trabajos donde no hay retribución económica, suelen ser los más inspiradores, experimentales, arriesgados y por ende, divertidos.

Cuando me gradué de la escuela de diseño, solo tenía proyectos académicos para mostrar en mis entrevistas. Aunque contaba también con un par de cosas que había hecho como pasante -becaria-, surgió la necesidad de buscar proyectos reales que pudieran ayudar a crear mi portafolio como diseñadora gráfica. Comencé a colaborar con diferentes personas, publicaciones, revistas, marcas y más… Fue una época de expansión y de mucha ambición creativa, mientras no tenía ingresos, al menos engrosaba mi experiencia.

Disfrute mucho esta etapa, ir tras mis ‘clientes’ ideales, proponer sin preocuparme por un no, crear sin mirar un presupuesto, extenderme sin pensar en el deadline.

Conforme nos hacemos mayores, las ganas de hacer cosas gratis desaparecen, le das un precio a tu trabajo, al fin y al cabo, es tu tiempo, por ende, tiempo = dinero 💸. Muchas veces leo en recomendaciones para freelancers, que debes valorarte, quererte a ti mismo, apreciar lo que haces, darte tu lugar y pedir tu recompensa monetaria justa. Puede que eso sea cierto, pero en aquella época jamás sentí que mi trabajo valiera poco, todo lo contrario, cuando alguien aceptaba algo que le proponía lo recibía como el mayor halago que podían hacerme. 👩🏻‍🎨 La libertad creativa no tiene precio.

El Foxy Bar cumplía 6 años, en 2017, en ese momento mi horario de trabajo y mis responsabilidades como madre no me permitían hacer mucho más. Pero, extrañaba esa libertad de mis primeros años tras graduarme, eso de diseñar algo porque sí. Era el bar de la familia, de los amigos, de la buena música, del vermut casero, del Aperol Spritz veraniego y del amor. ¡Yo hago el póster!. 🙌🏻

Foxy Bar Diseño Poster

Punto de partida, el número 6.

Es fácil perderse en las estrechas calles del centro de Barcelona, donde convergen a pie de calle historias antiguas con la movida actual más cosmopólita de la ciudad.

Allí, en pleno corazón del barrio El Raval, a pocas cuadras del flamante Mercado de Sant Antoni, era donde el Foxy Bar se mimetizaba con su entorno para transformarlo con su genuina personalidad y estilo único.

El mejor bar musical en la ciudad de Barcelona.

Los visitantes del Foxy Bar experimentaban la vanguardia y las tendencias en diversos géneros musicales. 🎵 🎶

Foxy Bar Diseño Poster

A través de la música quedaban atrapados en su romántica atmósfera y mágico espacio. Mientras se deleitaban con su bebida favorita o de los increíbles sabores que ofrecía su coctelería.🍸🍹

El número 6 es orgánico y curvilíneo, como una noche de copas. De allí que el protagonismo del póster se lo lleve las formas irregulares a partir de la tipografía, que parece flotar y deformarse.

Foxy Bar Diseño Poster

La diversión de diseñar para simplemente disfrutar.

Fotografías: @nacrekein

Comments are closed.

Pin It